¿Qué impuestos existen en la compra de una vivienda?

0
961

Los impuestos en el momento de la compra de una vivienda suele ser uno de los conceptos que menos tiene en cuenta la gente pero es uno de esos conceptos que pueden marcar, y de hecho en muchos casos así es, el devenir de una inversión. Es por ello por lo que vamos a hacer un repaso a los principales impuestos a los que vamos a tener que hacer frente tanto cuando compremos una vivienda nueva como cuando ésta sea de segunda mano.

Impuestos en una casa nueva

En una casa nueva, o de nueva construcción, vamos a tener que hacer frente al pago de dos impuestos que no son otros que el IVA y el impuesto de actos jurídicos. Sin embargo, vamos a ver un poco más en detalle cómo son estos impuestos y cuánto tenemos que pagar por ellos.

  • En cuando al IVA, hay que decir que no es otra cosa que el impuesto de valor añadido. Un impuesto cuyo importe se va a calcular, según marca la legislación vigente, a partir del valor que tiene el inmueble en la escritura. Un impuesto que puede variar en función de la tipología de la casa oscilando desde un 10% en el caso de que sea un inmueble de nueva construcción sin ningún tipo de consideración especial, pudiendo llegar hasta un 4% en caso de que el inmueble que vayamos a adquirir sea una vivienda con denominación de protección oficial.
  • Asimismo, y tal y como acabamos de comentar el impuesto de actos jurídicos documentados es otro al que tenemos que hacer frente en el momento de la compra. Un impuesto que no tiene un valor fijo y que puede oscilar, del mismo modo que el IVA; entre el 1% y el 1,5% del valor de la vivienda. No obstante, en el mismo caso que el anterior, si la vivienda está protegida, se puede aplicar un valor denominado como reducido de tan solo el 0,1% del valor total de la vivienda adquirida.

Impuestos en una casa de segunda mano

A pesar de que se pueda pensar que un inmueble de segunda mano no conlleva impuestos, lo cierto es que no es así de ninguna de las maneras. De hecho, tenemos uno que es de vital importancia y que lleva por nombre ITP que son las siglas de impuesto de transmisiones patrimoniales. Un impuesto que, como ahora veremos, no tiene un valor fijo ya que depende de la comunidad autónoma en la cual nos encontremos en ese preciso instante.

Sin embargo, la ley sí establece unos valores de referencia siendo el 6% el valor mínimo y el 10% el valor máximo. Un porcentaje que siempre se refiere al valor total del inmueble que estemos pensando en comprar. De todos modos, este impuesto tiene unas excepciones realmente interesantes, las cuales, permiten aplicarlo de manera reducida siendo el valor fijado el que marque la ley en cada caso. Algunos de los sectores beneficiarios de este valor son los siguientes.

  • Personas menores de 35 años.
  • Personas con algún tipo de minusvalía, la cual, debe ser certificada por un tribunal médico.
  • Personas pertenecientes a familias numerosas que puedan acreditarlo.
  • Personas con ingresos anormalmente bajos y que por ello no puedan tener acceso a otro tipo de vivienda.

Esto lo que viene a demostrar es que son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de adquirir una vivienda sea ésta del tipo que sea. Una serie de impuestos a los que tendremos que hacer frente bien con nuestros recursos propios o bien haciendo que entren dentro de la financiación que vamos a solicitar a la entidad financiera de turno. Un factor muy importante sobre todo si tenemos en cuenta la dureza y los controles, mucho más duros, que hay a la hora de conceder un préstamos hipotecario o de cualquier otro tipo.

No hay comentarios

Dejar respuesta