¿Qué es el home staging?

0
1020

Incluso en un sector tan aparentemente frío como puede ser el inmobiliario, hay que decir que las tendencias, y el estar siempre renovándose, es realmente importante. Y es que, si analizamos la situación fríamente, de lo que se trata es de poder siempre realizar un buen número de ventas.

En consecuencia, no es de extrañar que cada cierto tiempo, y si lo vemos desde el punto de vista del marketing, surjan nuevas ideas y nuevos sistemas para llevar a cabo estas transacciones de las que acabamos de hablar. Unos sistemas entre los que destaca el home staging que es el del que nos vamos a ocupar hoy aquí.

La esencia y el origen del home staging

En primer lugar hay que decir que, resumiendo mucho y yendo a la esencia de este término, de lo que se trata con el home staging es de preparar un inmueble para favorecer una transacción con él. En otras palabras, de lo que se trata es de mejorarlo desde el punto de vista visual para hacerlo más atractivo y poder venderlo o alquilarlo dentro de un periodo de tiempo más corto que si utilizamos métodos tradicionales como los que todos conocemos hoy en día.

Un término este que estamos comentando hoy que tiene su origen, como no, en el continente americano, concretamente en los países de Estados Unidos y Canadá así como en Australia allá por el año 1970. Un sistema nuevo dentro del mundo del marketing que poco a poco se fue extendiendo por aquellos países más vanguardistas del viejo continente como es el caso de los países escandinavos así como en el Reino Unido aunque esta expansión se produjo ya hacia el año 1990. De todos modos, hay que esperar al año 2000 para ver en España un mínimo reflejo de lo que es esta técnica tan innovadora.

¿Cuáles son sus pilares?

La verdad es que el home staging pretende dar solución a todo lo que tiene que ver con el apartado sensorial de manera que la persona que está interesada en un determinado inmueble se sienta cómoda a la hora de verlo para que las ganas de comprarlo, o de alquilarlo aumente por momentos. Es por ello por lo que no son pocos los aspectos a tener en cuenta.

  • Se optimiza la iluminación en lo que se denomina como puntos fuertes de un inmueble de manera que se pueda resaltar todas y cada una de las ventajas que tiene haciendo que se pase por alto por los detalles menos interesantes.
  • Se trata de modernizar el ambiente con un cambio en el mobiliario así como en los objetos de decoración.
  • Aquellos defectos leves que pueda haber en paredes o suelos se solucionan con el objetivo de no dar una imagen de dejadez.
  • Aquellos espacios del inmueble que estaban muy personalizados como consecuencia de los antiguos propietarios se trata de dejarlos neutros para que la persona que lo visite se encuentre cómoda.
  • Se resuelven los problemas de olores que pueda haber como consecuencia de defectos en el sistema de fontanería, entre otros.

Y todo ello para conseguir una serie de objetivos muy claro y muy bien definidos que pasamos a enumerar a continuación.

  • Mejorar la primera impresión del potencial comprador aumentando así las posibilidades de cerrar la venta o el alquiler del inmueble.
  • Reducción del tiempo de negociación ya que con el home staging se pretende partir de una posición de ventaja.
  • Ligero incremento en el precio de venta o de alquiler debido a las mejoras que se han llevado a cabo.

Un sistema que como se puede ver, si se realiza de manera concienzuda, puede dar mucho de sí dentro del sector inmobiliario. De hecho, estamos seguros de que poco a poco se irá viendo más dentro de un sector que necesita renovaciones constantes.

No hay comentarios

Dejar respuesta