¿Qué es el Growth Hacking? Introducción para Inmobiliarias

2
1548

Este es el primer de una serie de artículos en los que vamos a tratar temas relacionados específicamente con el “Growth Hacking” y por este motivo, lo suyo sería hacer una breve introducción para que podamos saber que es esto.

Un “growth hacker” es un nombre que se le ha dado a un tipo de perfil profesional muy específico el cual se encarga de hacer crecer a las empresas en relativamente poco tiempo y a bajo coste. Este perfil se ha puesto muy de moda últimamente especialmente entre las “startups” (nuevas empresas principalmente tecnológicas) de internet.  Se trata pues de un perfil, un estratega especializado en posicionar un producto o servicio, o lo que es lo mismo, la persona encarga de hacer crecer una empresa obteniendo clientes y/o usuarios potenciales. Para ello, el “growth hacker” utiliza diferentes “hacks”, es decir, atajos, acciones rápidas, efectivas y bastante económicas para atraer público objetivo que la empresa en cuestión necesita. Técnicas que consiguen mejores resultados que las técnicas de marketing tradicionales ya que internet proporciona ciertos atajos que un buen “growth hacker” conoce y va descubriendo mediante diferentes técnicas.

Presencia en Internet

Si contratas a un “Growth Hacker” porque has tomado la decisión de, por fin, hacer crecer tu empresa a lo más alto, lo primero que te dirá es que necesitas una buena web. Una web que se adapte perfectamente a las exigencias actuales tanto tecnológicas como a nivel de experiencia de usuario para poder empezar a atraer y retener a clientes potenciales.

Una web es tu escaparate en internet y por lo tanto es una prolongación natural de tu empresa en la red. Tu web es accesible en todo el mundo y por ese motivo está al alcance de millones de usuario, usuarios de distintas nacionalidades y edades. Hoy en día no es ningún capricho disponer de una buena web y todas aquellas agencias inmobiliarias que crean que con su web realizada hace 4 años tiene suficiente están muy equivocadas. Cada día, todo lo relacionado con internet va creciendo, actualizándose y cambiando según las exigencias de los propios usuarios y por lo tanto tenemos que crecer y actualizarnos con ellos y para ellos.

A partir de este momento, la función del “growth hacker” será la de mostrar ese escaparate a quien sabe que está interesado en verlo. Hay que tener presente que el perfil de un “growth hacker” es muy analítico y todas las acciones e hipótesis se basan en datos y en experimentos controlados los cuales arrojan diferente información que va guiando las diferentes acciones y estrategias.

Vamos a suponer que una inmobiliaria que se encuentra en una zona con mucha competencia intenta darse a conocer mediante anuncios en la radio, el reparto de dípticos publicitarios, mupis y vallas publicitarias por la zona. En este caso, si la inmobiliaria en cuestión tuviera un “growth hacker”, éste le diría que está tirando el dinero y que las probabilidades de que alguien interesado en comprar una casa pase justo delante de la valla o del mupi es muy escasa. Por otro lado, ¿a quién le da tiempo a leer lo que pone en una valla publicitaria?. Si me dan un folleto por la calle… ¿qué probabilidades hay de que sea yo justamente la persona que quiere comprar una casa en tu zona y en ese momento?

Con mucho menos dinero del que esa agencia inmobiliaria se puede gastar en publicidad, (imprentas, rotulistas, alquiler de espacios, etc.) cuyo retorno de la inversión es muy bajo y además no se puede medir, el “growth hacker” se preocupará de que la propia web de la agencia esté perfectamente optimizada facilitando la toma de contacto, las consultas sobre propiedades, que su indexación sea correcta para Google, que la empresa aparezca en Google Maps, que exista una versión móvil, que este perfectamente optimizada para SEO y muchas otra acciones. Además el “growth hacker” detectará ese “hack”, como el hecho de que en la zona donde se encuentra la inmobiliaria, es una zona de gran interés para el público inglés, por ejemplo, y de esta forma, se preocupará por potenciar la versión inglesa de la web, de potenciarla en Google para posicionar la web de forma orgánica a través de campañas de SEO para las mejores palabras clave o incluso creará diferentes campañas en Google Adwords específicas en Reino Unido para que lo ingleses que están buscando una casa en nuestra zona, encuentren nuestra inmobiliaria en los primeros resultados.

También hay que tener en cuenta y no confundir a un “growth hacker” con un consultor SEO ya que, el primero, es un perfil más amplio y complejo que el segundo. Un “growth hacker” no se limita a hacer SEO únicamente si no que el SEO es una estrategia más dentro de su metodología. Teniendo en cuenta que la finalizada de un “growth hacker” es la de potenciar el crecimiento de una empresa, éste hará todo lo necesario y utilizará todos los medios, atajos, estrategias, técnicas y canales que considere oportunos para cumplir sus objetivos principales.

Un growth hacker utilizará todos los medios para hacer crecer tu inmobiliaria. Click Para Twittear

Ser referente en tu sector y en tu zona

Para que te hagas una idea mejor de lo que es el “Growth Hacking” y las funciones de un “growth hacker” vamos a poner un ejemplo que nada tiene que ver con el sector inmobiliario. De esta forma lo veremos más claro.

Tengo un conocido al que le encanta patinar. Es curioso porque ya no es ningún chaval y aún así, cada domingo, cuando llevo a mi hija a patinar para que practique, lo veo allí haciendo piruetas y demás. Imagina que este conocido quisiera montar un blog donde pudiera escribir sobre lo que le apasiona.. patinar, y vivir de ello. Si le dijera a un amigo que le gustaría ganarse la vida con este blog y con esta actividad en general, probablemente le diría que mejor que se busque un trabajo de verdad, que ya no tiene edad para eso, que una cosa es tener un hobby y patinar los domingos o varios días a la semana y la otra es ganar dinero escribiendo sobre eso. ¿Te suena algo de esto?

Si eso mismo se lo dijera a un “growth hacker”, lo primero que haría sería investigar cuantas personas están interesadas en esta actividad, cuantas búsquedas se hacen en Google sobre esto, si existen videos que hablen de esto en Youtube, grupos en Facebook, etc. Una vez recopilada esta información y con los “datos” en la mano, podría averiguar que competencia existe en Internet, que competencia existe en la zona y en definitiva si la actividad en cuestión es interesante para el público, es decir, si hay un público para esto.

Si toda esta investigación se resume en que la actividad tiene potencial, el “growth hacker” animará a seguir escribiendo buenos artículos en el blog, a realizar diferentes videos incluyendo trucos y técnicas para acompañar al post e ir generando contenido en el canal de Youtube, le aconsejará crear un perfil en Twitter, Facebook, Google + e Instagram y le realizará un calendario de publicación para gestionar el blog y todos los perfiles sociales.

Cuando exista cierto contenido de calidad, se encargará de que la gente interesada en patinar conozca su blog y sus perfiles sociales potenciando el crecimiento de su comunidad y de este modo, se empezarán a conseguir enlaces a su blog por parte de otras webs que hablen de los mismo o incluso de periódicos locales. Esto hará que Google empiece a vernos como referentes en la temática y por lo tanto nos vaya situando en mejores posiciones. Como el blog empezará a ser poco a poco un referente y estará bien posicionado, cuando los usuarios busquen en internet información relacionada con “patinar” o “patines” encontrarán el blog y comenzará a ser un blog de gran referencia el cual será de visita obligada a todo aquel que quiera saber algo sobre patinar.

De esta forma es muy posible que algunas marcas de patines quieran aparecer en el blog bien en un articulo o a través de banners o… ¿por qué no convertimos nuestro blog en una tienda online en la que podamos vender patines y complementos de diferentes fabricantes?

Creo que has podido observar la diferencia entre un caso y otro y lo que es capaz de conseguir un “growth hacker”. Seguimos…

Hacer las cosas de forma diferente

Para hacer crecer una empresa, el “growth hacker” tiene que buscar formas inteligentes y creativas que consigan conectar con el público objetivo. Esto se consigue poniendo la tecnología e internet a nuestro servicio de forma que se pueda empezar a definir el público al que nos dirigimos y recabar toda la información posible sobre ellos. Sabiendo que piensan nuestros usuarios objetivo y que intereses tienen, podremos definir un mensaje y preparar diferentes técnicas que se adapten a sus necesidades de forma que conectemos directamente con ellos.

Todo esto, como puedes ver, se trata de técnicas y acciones basadas en datos y completamente controladas que nos ofrecen una forma más económica, efectiva y directa que nos permita hacer crecer un negocio, en este caso, hacer crecer tu inmobiliaria. La otra opción es: anuncios en radio, reparto de folletos, mupis, vallas… Estás acciones de marketing tradicional no te permiten conectar con el usuario y muy difícilmente puedes conseguir llegar al público objetivo en el momento justo en el que están buscando comprar o alquilar una casa. Si me entregas en el centro comercial un folleto con las casas que tienes en venta, no creo que consigas que me compre una casa, sobre todo porque no es lo que estoy buscando y porque estoy en el centro comercial para ir de compras o al cine. Si busco una casa, entraré en internet para informarme o hablaré con el experto de mi zona, y sé que es experto porque su comunicación y su forma de hacer, así como sus diferentes acciones en el tiempo han conseguido posicionar su inmobiliaria en la mente del consumidor… en mi mente.

Saber de todo

Un “growth hacker” sabe hacer “casi” de todo. Tiene un perfil muy analítico, facilidad en interpretar datos y con la creatividad suficiente para crear buenas ideas que se vayan adaptando a la estrategia en función de los resultados. Se podría decir que un “growth hacker” es una mezcla entre vendedor, diseñador, creativo, programador web, seo y analista.

Un creativo publicitario tradicional se centra en crear campañas estratégicas de marketing, realizar diferentes anuncios para prensa, cuñas de radio, bonitos diseños para mupis… pero como hemos visto, estas acciones no ayudan al crecimiento de una empresa. Sin embargo, el “Growth Hacking” trata diferentes temas, todos a la vez o por fases según interese, temas como branding, segmentación internacional, diseño web, experiencia de usuario, email marketing, SEO, publicidad en internet, remarketing, etc. y todo ello con la ayuda de diferentes herramientas y aplicaciones online.

Quizás pienses que el “Growth Hacking” sólo es válido para startups tecnológicas como Dropbox, Hotmail, Airbnb, WhatsApp… Todas ellas han crecido y han llegado hasta lo que son hoy en día gracias al “Growth Hacking”. Tu inmobiliaria también lo puede conseguir y más hoy en día que nuestro mundo, nuestros usuarios y nuestras empresas tienen tanta presencia en Internet.

¿Estás dispuesto/a a crecer?

2 Comentarios

Dejar respuesta