Las claves de una landing page

0
1048

La landing page, o página de aterrizaje, es uno de los métodos que más se utiliza a día de hoy para captar suscriptores o potenciales clientes. Sin embargo, este tipo de recurso debe estar diseñado de una manera muy concreta si lo que queremos es que surta el efecto deseado en las personas que la visiten.

Por ello, vamos a hablar de los 3 factores que a día de hoy resultan determinantes para la creación de este tipo de páginas.

Ante todo, minimalista

La sencillez en estos casos debe ser el pilar alrededor del cual gire todo el diseño. Y es que, si pensamos en la personas que llega a nuestra landing page, tenemos que tener bien claro que lo que no va a desear en ningún caso, es encontrarse con una página que le haga perder el tiempo buscando el lugar en el que debe dejar sus datos al mismo tiempo que busca la información que desea.

En consecuencia, tenemos que establecer un diseño sencillo, generalmente dividido en dos columnas. En este caso utilizaremos la columna de la izquierda para informar a nuestro nuevo cliente o suscriptor de las ventajas y de los beneficios que tiene darnos sus datos pero de modo breve y conciso ya que la gente no quiere perder el tiempo en internet.

A continuación, en la columna de la izquierda, y junto con una imagen de apoyo, introduciremos un formulario de contacto, con el menos número de campos posibles, para que nos deje, al menos, su nombre y su dirección de correo electrónico.

Debe ser funcional y clara

El segundo pilar sobre el que debe sustentarse nuestra página de aterrizaje es la funcionalidad y la claridad. Debe ser funcional en el sentido de que no debe ser complicada de comprender para el usuario.

Atrás quedaron ya esas páginas con extensos formularios de contactos en los que el usuario tenía que rellenar casi dos decenas de campos para que luego, a la postre, no se utilizasen para absolutamente nada. Y es que, cuanta menos información se pida, será mucho mejor de cara a obtener una conversión ya que, a día de hoy, nos guste o no, y a pesar de estar dentro de lo que podemos considerar como una era tecnológica, muy poca gente le gusta tener que dar información personal a través de la red de redes.

Y al mismo tiempo debe ser clara. Claridad a la hora de pedir la información personal y claridad a la hora de mostrarle al suscriptor, y potencial cliente, a qué es a lo que se compromete dándonos sus datos. De esta manera estaremos cumpliendo con la legalidad vigente sin apenas esfuerzo.

Que aporte confianza

Este último punto es igual, o más importante que el resto de los aspectos que hemos visto hasta ahora. Y es que, en la actualidad no son pocas las páginas web las que no aportan seguridad ninguna de cara al usuario.

Y no lo hacen porque el usuario tiene la sensación de no saber dónde van a parar sus datos. Por ello, lo que tenemos que hacer es introducir siempre el logotipo de la empresa así como sus datos personales de manera que en todo momento quedemos perfectamente identificados.

Asimismo, otra buena idea es introducir los símbolos y logotipos de conexión de segura para que el suscriptor tenga la certeza de que la comunicación de sus datos se lleva a cabo de un modo confiable. Por último, siempre interesa incluir una página con las políticas de privacidad y cookies de manera que informemos al usuario de cuáles son las condiciones que acepta a la hora de entregarnos sus datos según la ley vigente.

Unos factores que no son complicados de implementar y que nos hará partir desde una situación de ventaja a la hora de realizar conversiones y poder aumentar nuestra lista de suscriptores para poder realizar operaciones en un futuro.

No hay comentarios

Dejar respuesta