La importancia del logotipo en tu Inmobiliaria

0
922

Somos muy conscientes que las líneas que nos disponemos a escribir hoy aquí, pueden generar cierta polémica. Y decimos esto ya que son muchos los responsables de negocios, tanto grandes como pequeños, los que creen que un logotipo no es determinante. Pues bien, vamos a explicar los motivos por lo que esto no es así. Al mismo tiempo vamos a enumerar algunos rasgos de los logotipos para que tengamos claro con qué los identifica la gente a día de hoy y hacernos una idea mucho más clara de a dónde queremos llegar con el diseño de nuestra imagen corporativa.

El impacto de un buen logotipo

Lo queramos o no, vivimos en una sociedad en la que la imagen prima, en la mayoría de los casos, por encima de todas las cosas. En consecuencia, una imagen impactante tendrá más posibilidades de quedarse grabada para siempre en la mente de una persona sin necesidad de nada más. Una imagen que en nuestro caso va a ser el logotipo. ¿O es que logotipos como el de Nike o el Apple, no son de sobra conocidos por todos? Por supuesto que sí. Logotipos que, aunque no lo parezca al menos a simple vista, tienen un gran trabajo detrás.

¿Cómo es tu logotipo y qué representa?

Si lo que pretendes es dar la sensación de poder, sea este del tipo que sea, lo más recomendables que puedes hacer es plantear un logotipo o bien que integre formas geométricas muy marcas o bien que incorpore las iniciales de la marca. Son maneras que infunden un claro respeto desde el primer momento en el que se ven.

Si por el contrario, pretendes mostrarte cercano, e incluso con cierta calidad de cara a tus posibles clientes, lo mejor que puedes hacer es incorporar algún elemento orgánico como una parte del cuerpo o algún elemento de la naturaleza como pueda ser un animal o alguna flor o planta. Y es que estos elementos despiertan una mayor empatía en las personas.

En el caso de que quieras mostrarte divertido, o moderno entendiendo por moderno estar de moda, lo que se puede incorporar es una pequeña ilustración dentro del logotipo. Una ilustración que bien puede ser alguna letra caricaturizada o algún elemento común con sus rasgos principales muy exagerados. De esa manera saldremos de la seriedad del primer logotipo que hemos planteado y propondremos una solución mucho más apta para todos los públicos.

Por último, si lo que pretendes con tu imagen es ser claro y directo de manera que desde el primer momento sepan quién eres, como no podía ser de otro modo, lo que debes hacer es incorporar dentro de logotipo todo el nombre de tu marca o de tu empresa. De esa manera, no habrá ninguna duda acerca de qué es lo que representas. Un estilo que llevan a cabo muchas marcas, sobre todo las más nuevas, con el único objetivo de calar hondo dentro del cliente y poder obtener beneficios cuanto antes.

Para terminar, y a pesar de que podemos pensar que cualquier persona está capacitada para crear un logotipo, esto no es así en absoluto. De hecho, las grandes marcas y corporaciones, salvo raras excepciones, invierten cientos de miles de euros todos los años no solo en renovar su imagen sino en crear y desarrollar nuevos aspectos de la misma que sigan haciendo que el cliente se enganche con ellos.

De hecho, por poner varios ejemplos, compañías tan grandes como CocaCola, Nike, Microsoft o Apple, están continuamente renovando su línea de diseño. Prueban nuevos colores, nuevas formas y nuevos estilo que consigan seguir manteniendo a los clientes y a los fieles que ya tienen, al mismo tiempo que tratan captar nuevas personas para su causa. Es por ello por lo que no es de extrañar que haya un duro trabajo detrás de estudio de tendencias en el que los psicólogos y los sociólogos juegan un papel clave.

No hay comentarios

Dejar respuesta