La evolución a la baja del Euríbor

0
1036

Si hay una palabra que toda aquella persona que ha firmado una hipoteca teme por encima de todo, es la palabra Euribor. Y es que el Euribor es el tipo de interés que se marca como referencia en la inmensa mayoría de hipotecas, al menos dentro de la geografía española, el cual determina la cantidad que tenemos que pagar cada mes. Sin embargo, y a pesar de que el Euríbor alcanzó máximos históricos en el momento justo mente anterior de que está ya se la crisis que llevamos un lustro viviendo en España, lo cierto es que a día de hoy tiene una tendencia a la baja que merece la pena señalar. En consecuencia, lo que vamos a hacer a continuación, va a ser un pequeño de res resumen de cómo está evolucionando este tipo de interés de referencia no puede afectar a las hipotecas de los españoles.

La evolución en el año 2015

En primer lugar, y nos referimos en este caso al presente año 2015, tenemos que decir que el Euribor ha experimentado una bajada en 9 de los 10 meses que ya hemos completado a día de hoy. Una bajada, que va a continuar, según afirman los expertos en el sector, en los 2 meses siguientes hasta que termine el año actual.

Hay que decir, que como consecuencia de esta bajada en este tipo de interés de referencia en las hipotecas españolas, ha acumulado un desplome de un 60%. De hecho, y por poner un valor concreto, podemos decir que el año 2014 terminó en un tipo del 0,328% y que a día de hoy, en el mes de octubre, la media es del 0,13%.

Sin embargo, las personas que tienen su hipoteca referenciada al Euríbor, están de enhorabuena ya que los principales organismos económicos de Europa, han previsto que incluso este tipo de interés caiga por debajo del 0,12%. Una caída, que puede hacer que incluso el Euríbor se desplome un poco más abaratando, como es lógico, las hipotecas de muchos españoles.

¿Qué consecuencias tiene esta bajada?

Sin embargo, y una vez que hemos visto los fríos datos del Euribor a lo largo de todo este año 2015, ha llegado el momento de hablar de las dos principales consecuencias, cualquiera de las dos es realmente importante, que tiene esta bajada.

En primer lugar, y como no podía ser de otra manera, es decir que las hipotecas de los españoles van a experimentar una gran bajada. Una bajada, que seguramente haga que aumente el poder adquisitivo de los ciudadanos, y comiencen a notar de una vez por todas esta recuperación económica que tanto habla el Gobierno de la Nación.

No obstante, por otro lado, y no menos importante que el anterior ya que está consecuencia va tener una gran repercusión sobre todo a futuro, estamos viendo ya cómo diferentes entidades financieras ya sean bancos o cajas de ahorros, están diseñando productos hipotecarios que poco o nada tienen que ver con los productos hipotecarios que se creaban hace tan sólo 5 o 10 años. Y es que, por poner un ejemplo muy concreto, si bien es cierto que el diferencial que se aplicaba al Euríbor hace tan solo 10 años era de medio punto o tres cuartos de punto en el peor de los casos, a día de hoy ya nos estamos encontrando con entidades bancarias de cualquier índole, que están aplicando un diferencial que llega incluso al punto y medio por llegado el caso a los dos puntos.

Esto, tiene una consecuencia muy clara. Y es que si bien es cierto que a día de hoy, y como consecuencia de la bajada del Euribor, los recibos de las hipotecas están enormemente bajos, en cuanto este tipo de interés de referencia europeo se recupere, que se recuperará con el paso de los meses, puede darse el caso de que haya hipotecas que sean sencillamente insostenible.

No hay comentarios

Dejar respuesta