Extraordinario mes de agosto

0
729

La verdad es que cada día que pasa, los responsables de las principales agencias inmobiliarias no pueden estar más de enhorabuena. Más que nada porque basta solo con mirar los datos de la venta de viviendas para darse cuenta de ello. Y es que, como ahora vamos a analizar un poco más en profundidad, el mes de agosto de este año 2015, ha sido sencillamente magnífico si lo comparamos con el mismo mes del año pasado ya que el repunte en la venta de viviendas ha sido del 24,2%. Un dato realmente positivo que traerá, tanto de un lado como de otros, muchas consecuencias.

Datos dentro del contexto

Para contextualizar los datos, hay que acudir a la fuente principal que no es otra que el INE. Allí, se puede ver que el mes de agosto de este año ha sido enormemente positivo con respecto al agosto del año pasado si bien es cierto que si lo comparamos con el mes anterior de 2014, es decir, con el mes de julio del año pasado, la venta de vivienda cayó en un 10,2%. Una caída que no es muy significativa ya que de manera histórica, se ha comprobado que el mes de julio suele ser muy bueno en este sentido ya que son muchas las personas las que invierten en inmuebles ubicados sobre todo en zonas costeras.

Una vez que se ven los datos dentro de un contexto global en los últimos 12 meses, nos damos cuenta de que la situación está mejorando de una manera sensible. De hecho, no se recordaba, al menos en los último 6 o 7 años, una situación tan estable en lo que a ventas de viviendas se refiere.

Declaraciones del responsable de Fotocasa

¿Quién ayuda a este crecimiento?

De todos modos, y con la clara, y sana, intención de aportar todos los datos que tenemos al alcance de nuestra mano, hay que decir que a pesar de que las inmobiliarias pueden estar satisfechas, no sucede lo mismo con las constructoras. Más que nada porque la inmensa mayoría de las viviendas que se han vendido pertenecen a la segunda mano. Un hecho que es incluso lógico si tenemos en cuenta algunos factores que se desprenden de estas estadísticas.

  • En primer lugar las constructoras continúan mostrándose reticentes a una bajada generalizada de los precios ya que insisten en rentabilizar la inversión que llevaron a cabo hace unos años a pesar de la situación actual del mercado.
  • En segundo lugar porque tanto inmobiliarias como particulares, de una vez por todas y actuando con mucha rapidez, han decidido reducir el margen de beneficio que les puede dar el hecho de vender una vivienda, a costa de reducir su precio y poder tener un mayor volumen de ventas con todo lo que ello implica desde el punto de vista del negocio.
  • Si a esto le sumamos, la imposibilidad todavía de muchas familias y de muchas personas a tener acceso a financiaciones elevadas, no es de extrañar que la vivienda usada sea la que se esté llevando la gran parte de las ventas. Una vivienda que, dicho sea de paso, es solvente, con buenas calidad en líneas generales y que suele estar ubicada en zonas de interés y zonas muy influyentes por lo que se quita un poco el sambenito de vivienda de baja calidad solamente por el hecho de tener unos años de vida.

De todos modos, sea como fuere, lo cierto es que tanto los agentes inmobiliarios como las constructoras, así como los propios particulares, no deben bajar la guardia ya que este mercado, a pesar de su aparente estabilidad en estos momento, puede virar en cualquier dirección. En otras palabras, habrá que estar muy pendiente de la economía española y de sus fluctuaciones ya que no por el hecho de ir en la dirección correcta, quiere decir que esta se vaya a mantener ahora por pura inercia.

No hay comentarios

Dejar respuesta