¿Cómo proteger del frío una casa?

0
967

En muchos puntos del planeta, como puede ser el caso de España, el invierno se está adentrando en los hogares. Un invierno que como suele pasar llega con una baja muy brusca de temperaturas por lo que tenemos que estar preparados de la mejor manea posible y con la mayor antelación posible con el objetivo de que no nos coja desprevenidos en ningún momento y ningún miembro de nuestra familia lo padezca. Más si cabe, sobre todo, cuando hay niños pequeños en la misma, los cuales, deben estar especialmente protegidos.

Utiliza aislantes de calidad

Este es el aspecto más importante de todos ya que sin él, los otros que vamos a pasar a comentar en el día de hoy de poco servirán. Cuando hablamos de aislantes de calidad, nos estamos refiriendo a realizar una inversión, que en muchas ocasiones no será pequeña, pero que nos va a ayudar a que el frío no pase hasta nuestro hogar. Para ello lo mejor que podemos hacer es ponernos en contacto con un especialista de manera que nos pueda asesorar y determinar cuál es el material que tenemos que incluir detrás de nuestras paredes para hacerlas resistentes a todo tipo de inclemencias del tiempo.

Tapa todos los resquicios que veas

Aunque pueda parecer una obviedad y algo que no suele pasar, lo cierto es que no son pocas las viviendas que tienen pequeños resquicios y pequeñas grietas, en general, que permiten el paso del aire. Un aire frío que se cuela en nuestra estancia echando por tierra todo el esfuerzo que estamos haciendo a la hora de aislarnos del frío. Es por ello por lo que tenemos que observar muy ben algunos puntos clave como puedan ser las partes bajas de las puertas o las partes bajas de las ventanas. Aquí, tendremos que aplicar alguna silicona especial o alguna masilla concreta para que el viento, el aire y el frío en general, no pase al interior. De este modo, no solo pasará menos frío sino que vamos a ver cómo el resto de acciones que vamos a llevar a cabo tiene un resultado óptimo.

Doble ventana. Un recurso imprescindible

Ahora vamos a hablar de un recurso que podemos considerar como de especialmente valioso. Nos referimos, como no podía ser de otro modo, a la doble ventana. Este accesorio no es otra cosa que una sobre capa en la ventana que hace que la estancia en la que la tenemos instalada se aísle por completo. De ese modo, y siempre y cuando la tengamos cerrada, vamos a notar cómo el calor que tenemos en la estancia se acumula sin ninguna clase de problema de manera que la temperatura ambiente será muy agradable haciendo que todas las personas que están su interior, estén realmente cómodas.

Optimiza tu sistema de calefacción

Para terminar, pero no por ello menos importante, tenemos que hablar de la optimización del sistema de calefacción que tenemos en nuestro hogar. Tanto si es un sistema de gas, como de gasoil o de biomasa, por cierto muy de moda en los últimos años, tenemos que tratar por todos los medios de tener una temperatura constante. Para ello, lo mejor que podemos hacer es instalar un termostato de manera que no seamos nosotros de manera manual sino que sea el termostato de manera automática el que mantenga una temperatura de unos 22 grados en la estancia.

Una serie de aspectos que de llevarlos a cabo no solo estaremos manteniendo una temperatura agradable para pasar el invierno sino que al mismo tiempo, y tal y como seguramente ya te habrá imaginado, vas a poder llevar a cabo un buen ahorro en la factura de la calefacción. Y es que mantener una temperatura constante, sin cambios y sin variaciones bruscas va a hacer que nuestro gasto se pueda contener con todo lo que ello implica.

No hay comentarios

Dejar respuesta