¿Cómo mejorar en Google con un blog corporativo?

0
736

El contenido, a día de hoy, y los más entendidos en asuntos de marketing online aseguran que será así siempre, es el eje fundamental alrededor del cual debe girar toda la estrategia de posicionamiento de una página web. Por ello es tan importante tener un blog corporativo cuando se tiene una empresa por muy pequeña que esta sea.

No obstante, si importante es tener un blog corporativo, más importante si cabe es cumplir una serie de pautas de manera que podamos sacarle todo el partido posible. Unas pautas sencillas y que nos harán distinguirnos de nuestra competencia.

Ofrece contenido relevante

Sabemos que más de una vez habrás escuchado esta premisa. Sin embargo, nosotros te vamos a decir qué es un contenido relevante para que puedas identificarlo y publicarlo. Un contenido relevante, es decir, un contenido que aporta un valor añadido, no tiene porqué ser un contenido que no exista en internet ya que eso es extremadamente complicado.

Debe ser un contenido que solucione un problema concreto de la persona que lo lee o le aclare una serie de aspectos muy concretos sin necesidad de caer en ambigüedades ni generalidades. Es por ello por lo que un contenido de calidad es aquel que es conciso, directo y sobre todo sencillo de leer. Y es que si no caemos en tecnicismos o terminología propia de nuestro sector, seguramente sean muchas más las personas las que nos lean de modo que no solo tendremos más tráfico sino que al mismo tiempo tendremos mayores posibilidades de hacer negocio.

Crea pequeños foros de discusión

Junto con el contenido de calidad, que ya hemos descrito cómo debe ser, debemos tener la facultad no solo de limitarnos a escribir un texto más o menos coherente y claro sino, al mismo tiempo, de hacer que de algún modo, como ahora vamos a ver en profundidad, que dicho texto se convierta en un punto de encuentro al que el lector acuda incluso de manera recurrente para continuar actualizado y ver las opiniones de otros lectores. Para ello, debemos seguir las siguientes premisas.

  • El texto debe estar permanentemente actualizado, si es que lo requiere, de manera que nunca tenga una información que se pueda considerar obsoleta del mismo modo que hace la competencia en muchos casos.
  • El contenido en sí debe ser también motivo de reflexión por parte del lector de manera que se sienta casi en la obligación de dejar un comentario. Un comentario que dará lugar a otro y así sucesivamente.
  • Debemos responder a todos y cada uno de los comentarios de manera que un simple texto, bajo estas directrices, se convierta en un pequeño foro especializado en una temática muy concreta con todas las ventajas que ello supone con el paso del tiempo.

No busques siempre posicionar palabras clave

Para terminar, y a pesar de que puede ser una tentación lícita, tenemos que olvidarnos, al menos en un primer momento de tratar de posicionar palabras clave con nuestros artículos. Y decimos que debemos hacerlo sobre todo cuando el blog todavía tenga poco recorrido por el sencillo motivo de que en muchas ocasiones esa intención puede chocar frontalmente con la de crear un texto de calidad de cara al lector.

Además, tenemos que tener muy presente que con la publicación de contenidos con estas pautas, será más sencillo fidelizar a nuestros lectores, hacerlos visitantes recurrentes, crear una pequeña comunidad que participe y ganar autoridad con todo ello. Una autoridad que será la que nos permitirá, dentro del medio plazo, abordar el posicionamiento de algunas palabras clave con la redacción de un solo artículo.

Unas pautas que, dicho sea de paso, solo se consiguen con constancia, planificación y perseverancia ya que en un primer momento seguramente el camino no sea tan sencillo como parece y tendremos que esperar unas semanas para poder los frutos de un trabajo tan intenso.

No hay comentarios

Dejar respuesta