¿Cómo poner precios más atractivos?

0
1231

Tengas el tipo de empresa que tengas e independientemente del sector al que pertenezca tu negocio, lo cierto es que el tema de los precios es algo sobre lo que no podemos pasar por alto. Y es que no son pocas las ocasiones en las que un trato se ve frustrado por el precio. Y no solo porque este sea caro sino porque en otras tantas ocasiones, no es claro o no recoge los servicios que se supone debería recoger. Es por ello por lo que te recomendamos que prestes atención a estas líneas, las cuales, contienen algunos consejos realmente útiles en todos los sentidos.

Precio más valor añadido

Como decíamos al inicio de este artículo, no siempre es suficiente con establecer un precio más o menos ajustado o más o menos atractivo. Es siempre conveniente darle al precio un valor añadido. Esta propuesta de valor, según algunos estudios, puede hacer que las probabilidades de éxito en la venta aumenten un 45%. Una propuesta que no es otra cosa que una frase o un apéndice informativo a partir del cual el futuro cliente vea los beneficios que implica ese precio. De este modo, podemos dejar bien claro el tanto por cierto que se ahorra con respecto a otra oferta y la cantidad de dinero que se ahorra con respecto a la competencia. De este modo, el usuario no solo tendrá el precio sino que podrá establecer comparativas sencillas y saber de primera mano cuán bueno es.

Se honesto

Enlazando directamente con las propuestas de valor, sobre todo dentro de las comparaciones con la competencia, hay que decir que una de la mejores armas que podemos utilizar a la hora de vender es la de que ser honestos. Y es que, si nos hemos decantado por ofrecer una comparación con un precio de la competencia, no tenemos que tener ningún tipo de reparo a la hora decir la verdad. De nada sirve dar un dato que no es cierto ya que el potencial cliente, a día de hoy, tiene los medios suficientes para percatarse de ello con el consiguiente perjuicio que acarrea para nosotros. Es por ello por lo que si no sales bien parado en una comparación, mejor no la establezcas.

No des muchas opciones

En muchas ocasiones, las personas encargadas de llevar a cabo una estrategia de marketing, y por lo tanto de precios dentro de una empresa, suelen caer en el error de darle al que va a ser su cliente muchas opciones para que este tenga un amplio abanico dentro de sus servicios. Sin embargo, esto no siempre es bueno ya que un gran catálogo de precios, de opciones y de alternativas, en muchas ocasiones conlleva el efecto contrario ya que tiende a plantear un escenario mucho más farragoso que no es nada cómodo para la persona que va a realizar la inversión. Por ello lo mejor es simplificar las opciones a ofrecer y ser mucho más conciso.

El 9 es el número mágico

Recientes estudio avalan el hecho de que poner un precio con un 9 en su cifra final es una buena estrategia ya que resulta muy atractivo para el cliente. De hecho entre el 34 y 39 es mejor poner como precio 39 ya que da la sensación de que como todavía no hemos llegado a 40 es barato. El 34 en cambio da la sensación de que hemos sobrepasado los 30 y puede que eso no interese mucho. De esta manera utilizamos la psicología de las personas para adaptar nuestros precios a ellos que son al fin y al cabo los que nos van a terminar comprando.

A partir de aquí, y teniendo en cuenta que esto no es una ciencia exacta, sí que podemos decir que vamos a tener más posibilidades de completar una buena estrategia en un campo tan resbaladizo como es el de los precios.

No hay comentarios

Dejar respuesta