¿Cómo detectar el contenido duplicado?

0
1106

Si echamos la vista atrás tan solo unos días, nos daremos cuenta de que hablamos de uno de los algoritmos concretos de Google, que no es otro que Google Panda, el cual, como seguro muchos de vosotros recordaréis, controlaba lo que se conoce como contenido falto de calidad bien porque sea duplicado o bien porque sea tan escaso que no aporte nada.

Pues bien, en el día de hoy lo que vamos a hacer va a ser ver qué implicaciones tiene el contenido suplicado y cómo podemos detectarlo de manera que tanto cuando escribamos un texto como cuando lo encarguemos a terceras personas, tengamos las herramientas y los recursos suficientes para detectarlo.

¿Qué implicaciones tiene?

Por si no lo sabías ya, un contenido duplicado, directamente, implica una penalización por parte del principal motor de búsqueda del planeta. De hecho, si bien es cierto que otro tipo de penalizaciones tardan un poco más de tiempo en hacerse notar, en este caso no solo no tardan nada de tiempo si no que se producen de manera automática.

Una penalización que tirará por tierra todo el esfuerzo que hayamos hecho en cuanto a posicionamiento se refiere ya que ocuparemos, hasta que no pongamos solución al asunto, las últimas posiciones de los resultados de búsqueda.

Métodos para asegurarnos de que el contenido no está duplicado

No obstante, vamos a lo que realmente importa en el día de hoy que no es otra cosa que las maneras que podemos utilizar para saber si un contenido, sea este del tipo que sea, es un contenido duplicado.

  • En primer lugar, podemos utilizar el propio buscador. Para ello, podemos introducir distintas porciones de texto entre comillas dobles de manera que Google rastreará los diferentes resultados de búsqueda para determinar si ese patrón existe o no ya en la red. De existir, lo sabrás inmediatamente ya que vas a poder ver con tus propios ojos las páginas web que contienen ese texto que has introducido.
  • Otro método muy utilizado por todos aquellos que se dedican a este mundillo es una herramienta muy conocida que lleva por nombre Plagarism Checker. Esta herramienta es enormemente intuitiva ya que únicamente tendremos que introducir el texto que queramos evaluar en una caja de texto y de manera automática, rastreará la red en busca de coincidencias. Esta herramientas tiene una limitación, en su versión gratuita, a tan solo 1.000 palabras y lo bueno que tiene es que después del rastreo te ofrece el porcentaje de originalidad del contenido introducido.
  • Por último, tenemos que hablar de otra herramienta también gratuita y que se diferencia un poco de las demás vistas hasta ahora y que se llama Copyscape. En esta ocasión, y a diferencia, por ejemplo, de la herramienta que acabamos de ver, únicamente tendremos que introducir la URL que queramos analizar para saber si esta contiene contenido duplicado o por el contrario todo el contenido es original. Al introducir la URL tenemos la ventaja de que no tiene un límite de palabras determinado por lo que podremos llevar a cabo análisis mucho más profundos y mucho más concienzudos que con las otras.

A través de estas herramientas no solo vamos a poder llevar a cabo una estrategia de marketing de contenidos mucho más completa que la que estábamos llevando hasta este momento sino que también vamos a poder determinar cuáles son los puntos flojos de la competencia. Porque, lo creamos o no, y a pesar de que se ha dicho en muchas ocasiones que el contenido es el pilar fundamental en torno al cual gira toda la estrategia dentro del marketing online, lo cierto es que todavía hay empresas, y grandes plataformas web, que no recurren al contenido original por lo que puede ser una grieta que podemos aprovechar para situarnos por delante de nuestra competencia dentro de los resultados orgánicos que arrojan los diferentes motores de búsqueda.

No hay comentarios

Dejar respuesta