¿Cómo decorar un despacho pequeño?

0
2078

Dentro del panorama de crisis económica en el que estamos, son muchas las personas las que inician su negocio, como puede ser el caso de una agencia inmobiliaria, con un local de un tamaño bastante reducido. Un local que, a causa de su tamaño, implica un tamaño aún más reducido por lo que, lo queramos o no, tenemos que administrar muy bien el espacio que tenemos. Sin embargo, la pregunta es ¿cómo hacemos esto sin invertir una gran cantidad de dinero en ello?

Vuelve a las clásicas estanterías

Este primer punto seguramente sea el que más importancia tenga de los 3 que vamos a comentar. Y es que, de esta manera, es decir, retornando al uso de las estanterías más clásicas vamos a poder utilizar toda la pared de nuestro despacho, o varias si es necesario, para dejar sobre ellas todo tipo de archivos y demás material de la oficina.

Y es que, en contra de lo que pueda parecer, tenemos que tener en cuenta que las estanterías, al estar en altura, no nos van a dar sensación de agobio ya que apenas las vamos a tener a la vista. Esto unido al hecho de que en ningún momento vamos a tener grandes armarios o grandes muebles en los que guardar todas nuestras cosas, las cuales por cierto, en muchas ocasiones son completamente inútiles, vamos a dar una sensación de amplitud muy interesante desde el primer momento.

Utiliza una mesa grande

A continuación tenemos que hablar de un elemento que puede crear alguna discrepancia pero que una vez que se utiliza correctamente, vamos a ver cómo es realmente útil se mire por donde se mire. Porque, estamos seguros de que te estás preguntando, ¿cómo me puede ayudar una mesa grande?

Bien. Recuerda que hemos mencionado el hecho de que casi con total seguridad tu local no sea excesivamente grande por lo que solamente dispones de un único despacho. En este despacho, como te puedes imaginar, no hay sitio físico para una segunda mesa de reuniones ya que si no, no tendríamos espacio para nada más.

En consecuencia, lo mejor que podemos hacer es tener una mesa principal, y única, grande, de manera que pueda servir para todas las funciones que tengamos que desarrollar. De este modo tanto nuestra actividad como la actividad que tengamos con nuestros clientes, se podrá desarrollar optimizando al máximo el espacio del que disponemos.

Aprovecha la luz natural y los colores claros

Por último vamos a mencionar la importancia de un elemento que si bien es cierto que no es físico, es de vital importancia. Más que nada porque hablar de la luz natural, es decir, de la luz que entra a nuestro despacho directamente por la ventana, no solo es hablar de una mejor iluminación y de una iluminación de calidad, sino que también estamos hablando de espacio y de amplitud.

De hecho, si al impacto de esta luz procedente del astro rey, le unimos el hecho de que las paredes de nuestro despacho van a estar pintadas con tonos claros, como por ejemplo el blanco, a pesar de que no vamos a poder estirar los metros cuadrados del mismo, todo aquel que entre allí, tendrá la sensación de estar en un lugar espacioso, limpio y bien ordenador. Y es que, el juego de luces es muy importante para generar sensaciones que es al fin y al cabo lo que cuenta.

No obstante, y para terminar, tenemos que apuntar que si tenemos en cuenta, como ya hemos mencionado en otros artículos, que la sensación y la imagen que demos puede ser crucial a la hora de realizar un trato, no sería mala idea invertir una cierta cantidad de dinero y que un decorador profesional nos hiciese un estudio y una restructuración de nuestro despacho con el objetivo de poder aprovechar mejor los espacios por donde se pueda. Será una inversión de futuro.

No hay comentarios

Dejar respuesta