Cómo debe ser el interior de tu inmobiliaria

0
2151

Aunque en principio pueda parecer algo trivial, la decoración y la estructura que tiene tu agencia inmobiliaria es la carta de presentación para aquellas personas que decidan entrar en su interior. Es por ello por lo que debemos cuidar hasta el más mínimo detalle con el objetivo de crear un espacio que inspire confianza a la vez que profesionalidad y que sea confortable y funcional al mismo tiempo. Una serie de metas a las que vas a poder llegar si sigues los consejos que te vamos a dar a continuación

Renueva la fachada

La fachada es algo vital para nuestro negocio. Es por ello por lo que no debemos dudar ni un solo instante a la hora de renovarla. Más que nada porque no son pocas las ocasiones en las que la fachada en la que está incrustada nuestra agencia no se encuentra en óptimas condiciones como consecuencia de la dejadez del propietario anterior. Pues bien, con una reforma sencilla, para la que no tendremos que invertir una cantidad excesiva de dinero, vamos a poder ofrecer un aspecto mucho más moderno, nuevo y limpio a nuestros visitantes que son, no lo olvidemos, nuestros potenciales clientes.

Escaparate interactivo

Asimismo, de un tiempo a esta parte, se han puesto muy de moda los escaparates interactivos. De esta manera, y aunque todavía recurramos a los clásicos carteles con las ofertas o promociones más destacadas del momento, no estaría de más incluir alguna de estas pantallas en las que vayan rotando, por ejemplo, los alquileres más destacados de la zona. De esta manera, estaremos ofreciendo una información dinámica, atractiva y muy fácilmente actualizable ya que lo podremos hacer desde un ordenador en la propia agencia. ¿Te imaginas la de posibilidades que puedes tener al alcance de tu mano por unos pocos euros? Una buena manera de diferenciarte de tu competencia.

Interior minimalista

Pero si hemos dicho que la fachada es la clave, no es menos cierto que el interior también es muy importante. Atrás quedaron ya los tiempo de ver una oficina recargada, con multitud de archivos que no hacían otra cosa que saturar la vista del cliente. En consecuencia, vamos a crear un espacio casi diáfano, con lo justo para poder atender al cliente y para que otros puedan esperar.

Un espacio en el que el blanco y el gris sean los protagonistas ya que crean ambientes con sensación de limpieza, de claridad, de luminosidad y de espacio. Una solución realmente buena y barata ya que no tendremos que poner más que el mobiliario justo para los trabajadores.

Puestos funcionales

Dicho todo esto, y como no podía ser de otra manera, los puestos de los agentes deben ser lo más funcionales y sencillos posibles. De hecho, a día de hoy, prácticamente toda la documentación la podríamos tener digitalizada de manera que no tengamos cientos de documentos en la mesa, los cuales, por cierto, no dan una buena imagen.

Pero es que además, podemos incluir un segundo monitor de manera que podamos compartir el contenido del nuestro, con toda la información del inmueble en cuestión, con la persona que estamos atendiendo. De esta manera estaremos creando un espacio sobrio y funcional al 100% generando una atmósfera cómoda para ambas partes. De esta manera, la persona que te esté preguntando sus dudas y haciéndote llegar sus inquietudes, en ningún momento tendrá sensación de agobio y en todo momento se sentirá lo suficientemente cómodo como para quedarse un tiempo superior al pensado en un primer momento escuchando el asesoramiento que le estás brindando.

En resumen, y para terminar, se podría decir que lejos de lo que pueda parecer, una inversión en decoración e interiorismo de tu inmobiliaria será, dentro del corto plazo incluso, toda una inversión. Y es que, si ofreces un servicio de calidad, y encima lo envuelves con algo de gusto, el éxito está asegurado.

No hay comentarios

Dejar respuesta